Arenero

Un arenero es un elemento indispensable si un gato acaba de convertirse en nuevo habitante de tu casa. Es el perfecto complemento para mantener la higiene de tu gato.

¿Qué arenero elegir?

Todos los estudios indican que casi la mitad de la población española vive con una mascota en casa. Además para un gran número de personas su animal de compañía es un gato, los clientes perfectos de los areneros. Los gatos desde que son pequeños se acostumbran a que su WC es el cajón de arena, y solo en casos excepcionales harán sus necesidades fuera del mismo.

Antes de lanzarte a comprar el arenero de tu gato debes de pensar es en las dimensiones del gato, en como hace para tapar sus excrementos (si es cuidadoso o un torbellino), etc.

Si tu gato es cuidadoso seguramente tengas suficiente con una bandeja higiénica abierta y una buena arena. Eso sí, la bandeja ha de ser suficientemente grande para que entre tu mascota. Si tu gato es de los que le gusta “escarbar” entonces es mejor que compres un arenero cerrado. Estos areneros tienen una puerta que permite que entre y salga el felino, y que por mucho que se muevan no termine todo esparcido por el suelo. Además evitan que los olores se extiendan. En el caso de los cerrados has de tener muy en cuenta el tamaño del gato, y puede ser que necesites un arenero especial para gatos grandes. Es posible encontrar modelos esquineros si se adaptan mejor al sitio que tu gato ha elegido como favorito para hacer sus necesidades.

Si eres de los que no quiere perder tiempo entonces tu elección debería dirigirse a un arenero autolimpiable.

Hoy en día si dispones de dinero es posible comprar modelos de arenero tan avanzados como el CATLINK de Huawei o el arenero Circle Zero de Pluto.